Hoy en Villa Pehuenia, miércoles 17 de Ene de 2018
Guía Turística de la Patagonia


Lago Moquehue

Podrá descubrir los más impactantes bosques de araucarias del país; zona importante en la historia por las piñonadas que atraían a los indígenas de medio Neuquén.

Lago Moquehue Lago Moquehue | Foto: www.villapehuenia.org

Podrá descubrir los más impactantes bosques de araucarias del país; zona importante en la historia por las piñonadas que atraían a los indígenas de medio Neuquén. Por aquí (por el sendero del Llaima) pasó también Orellie Antoine de Tounens, el "Rey de la Araucanía" a mediados del siglo XIX. Al este de la ruta observará paredones rocosos (basalto columnar) de gran altura, originados por el vulcanismo del área, muy pintorescos por los pehuenes que se vislumbran en la parte superior.
Existen complejos de cabañas turísticas bordeando el lago. Una pequeña isla que lleva el nombre de Lepen (por Alberto ídem, un francés que está allí enterrado y que se radicara en la zona a principios del siglo pasado), muestra los rastros de un incendio intencional extinguido a tiempo.
En Moquehue -sobre el extremo sur del lago- nos llamó la atención, además de la forma del cerro Bella Durmiente, un camping organizado, de los López. Se llama Trenel y está construido en terrazas que logran que cada carpa se sienta única, dentro del bosque de ñires. Allí un "canopy" con mucha adrenalina. Después de la barrera de Gendarmería, siga un par de kilómetros a la izquierda. Hay también otro camping, organizado -ideal para motorhomes y casillas- sobre la ruta y con playa de arena, frente a la tradicional hostería "La Bella Durmiente". Finalmente ya saliendo hacia Ñorquinco unos cientos de metros están las cabañas Huerquén, para quienes buscan la soledad en la tranquilidad del bosque.
Cruzando la pista de aviación, hay una hostería+cabañas, Melewe. Moquehue está creciendo, aunque de modo desordenado. Le hace falta una mayor planificación para evitar impactos a lamentar en el futuro.
Puede visitarse el Parque temático Las Aracucarias, organizado por el conocido periodista ambientalista Daniel Carro. Lo podrá localizar observando su arco de entrada luego de pasar la barrera de Gendarmería en dirección a Ñorquinco, medio kilómetro sobre la izquierda y antes de llegar al arroyo Quillahue. Tiene un sendero interpretativo de 2.500 m, con bancos y cartelería. El lugar es una especie de Templo de las Araucarias, poseyendo un gigantesco ejemplar caído que ya era adulto cuando Colón estaba llegando a América. Calcule entre una hora y medio día si se queda muy prendado con la magia de los "pehuenes". Un nuevo restó en medio del bosque enriquece la visita.




© 1996-2014 GuíaVerde.net. Reservados todos los derechos. | Condiciones de uso y política de privacidad de GuiaVerde.net