La madera va a salir compacta y ni nos vamos a enterar

Pehuenes en Ruca Choroy

Elisa “Bety” López es nativa de la provincia de Neuquén, de la zona de la Cordillera de los Andes en Loncopué, actualmente vive en la locaidad de Zapala, “mis ancestros también son de esos lugares”, cuenta en la entrevista que concedió este viernes para Radio ETER de Buenos Aires. Es jubilada y está llevando adelante una lucha prácticamente en soledad pero con la convicción de proteger las Araucarias, un árbol milenario, que está en la tierra incluso antes que los dinosaurios, y que ahora “en tan solo 10 años las están tirando abajo”.
En una recorrida por la zona que la vio nacer, López cuenta que se llevó una sorpresa “hace dos años visitando Caviahue (Neuquén), al fondo hay un camino que se llama La cascada escondida y hay un bosque de Araucaria Pehuén. Me encuentro con que estaban talando”, y esto aparentemente “obedece a la desforestación de 50 mil hectáreas exóticas que están haciendo desde el norte de la provincia hasta la zona de San Martin de los Andes hacia el sur”. Inmediatamente la neuquina comenzó a denunciar por todos lados la alarmante situación “llegué hasta las personas responsables de los Recursos Naturales en la provincia y no obtuve nunca una respuesta”. Por eso se comunicó con el diario digital IPODAGUA.COM.AR para pedir ayuda de los medios de comunicación de Buenos Aires, “Ustedes (por radio ETER) y los jóvenes de IPODAGUA han sido los primeros que han tomado conciencia en Buenos Aires, me he contactado con PROTEGER, con Greenpace, y estos últimos me dijeron que me tenía que asociar, cuando lo hice me respondieron que ellos están contra la tala y no me dieron ninguna respuesta”.
Cabe destacar que la araucaria pehuén prácticamente no existe en otra provincia Argentina ni en el mundo, “A medida que fue pasando el tiempo fui visitando distintos bosques de la provincia de Neuquén. Así fui viendo como se fueron afectando en Pino Hachado (paso fronterizo con Chile); en Villa Pehuenia que es un lugar hermosísimo, donde hay un lago muy lindo, en Primeros Pinos, donde hay una pista de Esquí”.
Consultada por la periodista Martina Fernández de Radio ETER acerca de la respuesta que de las autoridades políticas, Elisa López objetó, “Envié una carta al señor Guillermo Coco, que es el secretario de Recursos Naturales, y después a Gustavo Lutz, director de Bosques de la provincia. Esto me ha causando un desgaste emocional terrible. No puedo entender que les estoy mostrando con las fotografías lo que está pasando y esta gente permanece indiferente. El tema es que la cantidad de coníferas que plantaron es mucha plata en dólares, la madera va a salir compactada y nosotros no nos vamos a enterar” denuncia con valentía Elisa López.
Sobre esto nos cuenta una situación que vivió en el comienzo de su lucha casi en soledad, “El señor Gustavo Lutz me llamó a mi casa y me dijo que con las coníferas va a comer mucha gente, yo le contesté: ”.
Por otra parte, en Neuquén hace más de 10 años que los Mapuches vienen denunciando el problema de los pinos, sobre esto explica la entrevistada, “son plantados por la Empresa Corfone que está encargada de forestar la provincia. Comenzaron en el año 90 poniendo las coníferas por toda la Cordillera. Cuando los Mapuches empiezan a denunciar a esta empresa, que dicen que les ha usurpado el territorio, empiezan a ver que se secan los campos, desaparecen las aguadas”.
En esa línea continua su emotiva exposición, “Hace días estuve en Caviahue, y me llevé una sorpresa, detrás del hotel del Instituto, que es en el centro de la villa, me encontré con unas Araucarias en el suelo, que no han causado una tragedia, porque son de 30 metros” asegura Lopez y sigue con su valiente testimonio, “las que quedan si llegan a caer van a causar un desastre, y no puedo entender que las autoridades de la provincia permanezcan ajenas a esto”.
Redacción Ipodagua.com.ar

No hay noticias relacionadas.

Comments are closed.