Patagonia: Abandono de rutas provinciales

Las protestas sociales y gremiales que durante las últimas semanas generaron caos para circular por la Ruta 22, en el Alto Valle, pusieron al descubierto la falta de mantenimiento de las rutas provinciales de ripio, que no reciben reparaciones periódicas y carecen de todo tipo de señalización.
Es el caso de la Ruta provincial 313, conocida también como la ruta “Chica” o ruta “Vieja”, que permite unir General Enrique Godoy con General Roca por la zona rural. Esta misma vía es la que a partir de Cervantes y hasta Cipolletti, se denomina como Ruta provincial 65. La principal diferencia es que desde Roca a Cipolletti se encuentra pavimentada.
Los cortes que se establecieron durante las últimas semanas sobre la Ruta 22 hicieron que la Ruta provincial 313 fuera la única alternativa para circular por el Alto Valle Este.
Pozos de grandes dimensiones, sectores en los cuales el polvo en suspensión hacia imposible ver siquiera la trompa de los vehículos y la falta de señalización indicadora, llevaron más caos y sensación de inseguridad a quienes debían utilizar esta vía.
En algunos casos, los mismos usuarios del camino realizaron improvisadas señalizaciones con ramas y troncos, para advertir a otros conductores la presencia de pozos de grandes dimensiones que generaron que algunos vehículos quedaran encajados durante varias horas.
A esto se sumó que en cercanías de Huergo, personas desaprensivas provocaron la rotura de un canal de riego paralelo a la ruta, lo que generó el anegamiento de casi dos kilómetros de la calle de ripio, y en consecuencia la imposibilidad de transitar por el lugar, obligando a derivar el tránsito hacia otras calles rurales de Huergo.
La constante circulación de vehículos hizo imposible que los municipios de Cervantes, Mainqué, Huergo y Godoy, que recibían los reclamos por el estado de la ruta, hicieran algunas tareas mínimas de reparación, obras que tendría que ejecutar la empresa estatal Viarse.
Los municipios sí disponían de servicios de riego para tratar de aplacar el polvo en suspensión por el constante circular de vehículos, pero también en este caso la tarea era insuficiente, dado los extensos 40 kilómetros de esta ruta de ripio consolidado.
Ayer el municipio de Huergo comenzó a realizar con maquinaria propia la reparación de algunos tramos de la Ruta provincial 313, teniendo en cuenta la necesidad de su utilización por parte de los productores para transportar las frutas hacia distintos galpones de empaque.
En el caso del tramo que atraviesa esta ciudad, el año pasado el municipio firmó un convenio con Viarse para una tarea de reparación integral, con el relleno con áridos de una importante cantidad de kilómetros. Los trabajos debían ejecutarse en diciembre, pero no se iniciaron, y ahora se prevé que recién sobre fines de febrero o marzo se podrán ejecutar.

Relacionadas:

  1. Neuquén, estado actual de las rutas y pasos fronterizos
  2. Neuquén: Informe del estado de rutas
  3. Neuquén: estado de rutas
  4. Rutas nacionales: Restricción de tránsito para camiones
  5. Comunidades Extranjeras, Comodoro Rivadavia – Eventos 2010

Comments are closed.