65 años de devoción a San Sebastián en Las Ovejas

Ya ha comenzado a realizarse en Las Ovejas la Fiesta de San Sebastián, una de las celebraciones populares que integran el calendario neuquino y que congrega año tras año a miles de fieles que llegan entre el 11 y el 20 de enero a rendirle homenaje al Santo Patrono.
San Sebastián fue un soldado romano que vivió alrededor del año 200 de la era cristiana. Fue defensor de la fe. Tenía un alto puesto militar y lo utilizaba para ayudar, para alentar a los demás, leyéndoles la palabra de Dios. El Emperador ordenó que lo mataran a flechazos porque no quiso renegar de la fe recibida en el bautismo.
Los antiguos pobladores del norte de la provincia conocieron en Chile la vida de San Sebastián y comenzaron a pedirle que interceda por sus peticiones ante Dios. En 1946 trajeron desde el vecino país la actual imagen del santo que está en el Santuario de Las Ovejas. Primero, fue una devoción en casas de familias y luego se fue transmitiendo de generación en generación y de pueblo en pueblo. Es por ello que actualmente se lo sigue venerando.
Este operativo consiste en la instalación de puestos de control desde Chos Malal hasta Las Ovejas. En él intervienen diversas instituciones como Gendarmería Nacional, Policía de la Provincia, Zona Sanitaria III de Chos Malal, Bomberos, Hospital y Municipalidades de Chos Malal, Andacollo y Las Ovejas. Los esfuerzos se suman para prevenir accidentes y acompañar a los peregrinos en la ruta.
“A los que vienen en vehículo desde Chos Malal se les entrega un papel con el horario en el cual salen de esa ciudad y se les informa cuánto tiempo deberían demorar en llegar hasta el próximo control que es en La Primavera. Son aproximadamente 40 minutos y si llegan antes de tiempo, se los detiene en el control para que cumplan con el horario establecido y entiendan que deben aminorar la velocidad”, explicó Vivanco. Desde La Primavera hasta Andacollo el tiempo sugerido es de 30 minutos. De allí a Los Carrizos, 50 minutos más y media hora extra para arribar finalmente a Las Ovejas.
Quienes, en cambio, viajan a pie o en bicicleta – porque pagan una “manda” (promesa) o muestran de ese modo su veneración y agradecimiento al Santo -, reciben agua en los controles y cintas reflectoras para que resulten visibles si caminan durante la noche.
Debido al gran interés que suscita esta fiesta religiosa, la capacidad de alojamiento turístico de Las Ovejas ya está colmada. Así lo confirmó la directora municipal de Turismo quien no obstante remarcó que se cuenta con el camping municipal, que está concesionado. Para obtener más información, comunicarse con la oficina local de informes turísticos al (02948) 481070.
Por último, Vivanco confirmó que durante la fiesta se realizará en la localidad el control de alcoholemia (establecido por la ordenanza 198/08) y el 20 de enero, cuando comience la desconcentración del público, se instalará un puesto de control en el cruce de las rutas que está ubicado a 4 kilómetros de Las Ovejas donde se hará lo propio con los conductores que van hacia Andacollo o al área protegida de las Lagunas de Epulauquen. Por eso, se sugirió a los visitantes tener en cuenta las medidas necesarias a fin de evitar inconvenientes.
Desde la Municipalidad se dio a conocer el extenso programa de actividades culturales organizadas con motivo de la fiesta. Las actividades religiosas han sido organizadas por el Santuario de San Sebastián. Además, el 19 de enero se realizará como es habitual una cabalgata desde Andacollo hacia la localidad sede de esta celebración religiosa.

Relacionadas:

  1. Cerro Bayo al Festival de San Sebastián

Comments are closed.