Hoy en la Patagonia, martes 24 de Abril de 2018
Guía Turística de la Patagonia


Resforestación con Nativas

Visión contrapuesta a la de Eberardo Hoepke. No coincide en absoluto con la de la Fundación Península Raulí.

Alejandra Malosetti, Fundación Península Raulí Alejandra Malosetti, Fundación Península Raulí | Foto: guiaverde.net

En notas anteriores publicamos a Eberardo Hoepke, quien es reconocido como el mayor introductor forestal de pinos procedentes del hemisferio norte. Dichos pinos tienen ciclos de crecimiento más cortos, y resisten bien las implantaciones en suelos semiáridos. Eberardo es un entusiasta de la forestación que como él dice: ..."es trabajo para la región, madera para el país y oxígeno para el mundo".
Pero esta visión no coincide en absoluto con la de la Fundación Península Raulí - creada en 1992 por Alejandra Malosetti y Eduardo Castro Cisneros- quienes trabajan con equipos multidisciplinarios y en red con diversas ONG patagónicas y poseen un vivero de especies nativas en lago Hermoso. Leamos su opinión.
GCV: ¿Por qué plantar especies nativas?
En la Argentina, en menos de un siglo se ha perdido el 74 % de los bosques nativos, producto de la crónica falta de políticas forestales adecuadas. La tasa anual de deforestación es de aproximadamente 500.000 has de las que sólo en un ínfimo porcentaje se replanta con especies autóctonas, aun dentro de las áreas protegidas.
El gran impacto del hombre en la región no solo proviene de la actividad forestal (extracción selectiva, sustitución por especies exóticas, deforestación y sobre extracción de leña), sino también de la actividad ganadera, de los asentamientos humanos y de las grandes obras de infraestructura.
Las consecuencias se resumen en la destrucción paisajística, la pérdida de biodiversidad, el empobrecimiento de los ecosistemas, la erosión, el daño en las cuencas hídricas y la pérdida de suelos productivos.
Es por ello que desde 1992 nuestra vocación es trabajar en proyectos que hacen a la conservación y la sustentabilidad de los ecosistemas boscosos. Desde nuestro propio vivero abastecemos programas de restauración ambiental y control de erosión -produciendo pastos, flores, arbustos y árboles nativos de la región andino patagónica-, demostrando así, en la práctica, que es posible la restauración de los ecosistemas con sus especies originales. También hacemos educación ambiental a través de publicaciones, cursos de educación ambiental -gratuitos-, en escuelas rurales de la región
GCV: ¿Qué habría que hacer en las zonas que por diversas causas ya se encuentran muy degradadas y que, además, tienen bajas precipitaciones?
Si bien no es la única alternativa, en estos casos se podría pensar en plantaciones forestales con exóticas, con buen manejo silvícola.
Lamentablemente las exóticas se encuentran contaminando casi todos nuestros bosques cordilleranos, por lo que habría que unificar las distintas legislaciones hacia la prohibición absoluta de plantar exóticas dentro de las áreas de distribución original de los bosques e iniciar intensas campañas de sustitución de las exóticas ya introducidas.
Plantar especies nativas es cuidar nuestras raíces.




© 1996-2014 GuíaVerde.net. Reservados todos los derechos. | Condiciones de uso y política de privacidad de GuiaVerde.net