Hoy en la Patagonia, martes 24 de Abril de 2018
Guía Turística de la Patagonia


Ecopolémica

Eberardo Hoepke maneja el tema foretal desde hace más de 35 años, cuando vino de Alemania a trabajar en la estancia Quechuquina, camino a Hua Hum.

Sobrepastoreo Sobrepastoreo | Foto: guiaverde.net

Eberardo Hoepke maneja el tema foretal desde hace más de 35 años, cuando vino de Alemania a trabajar en la estancia Quechuquina, camino a Hua Hum.
Hoy, forestador independiente, con muchos millones de pinos plantados en la provincia, nos asegura que, como los humanos utilizan la madera desde la cuna hasta el ataúd, forestar las tierras actualmente erosionadas por el sobrepastoreo, significa crear "fuentes de trabajo para la región, madera para el país y oxígeno para el mundo".
Le preguntamos por qué forestaba con pinos norteamericanos y no con árboles nativos. Nos explicó que los pinos soportan zonas semiáridas, pues durante los primeros meses se ocupan -mediante largas raíces- de asegurarse la humedad profunda. Las especies nativas, en cambio, con sus raíces poco profundas, sólo podrían implantarse donde llueva más de 1500 mm por año. Nos asegura además que los pinos, con un ciclo corto, evitarán que se talen los nativos. Son adultos y maderables a los 25 años, contra 80 o más en los autóctonos,
Nos referimos también al drama de los incendios forestales. Nos contó que, con sus vecinos de Meliquina, organizaron un consorcio de prevención que cuenta con miradores en los cerros, con guardias de verano, largavistas y equipos de radio VHF operando en 148025 Mhz, para alertas tempranas u otras emergencias. Cada estancia mantiene un acoplado cargado con material para combatir el fuego y, por turnos, con una dotación de bomberos disponible. Como dice Eberardo, "los fuegos nacen chicos y ése es el momento de extinguirlos".




© 1996-2014 GuíaVerde.net. Reservados todos los derechos. | Condiciones de uso y política de privacidad de GuiaVerde.net