Hoy en la Patagonia, sábado 18 de Noviembre de 2017
Guía Turística de la Patagonia


Camping

Zona de acampe. Zona de acampe. | Foto: Claudio Magrini

El camping

Tomar vacaciones y optar por el camping ofrece la oportunidad de compartir la naturaleza, el buen aire y disfrutar de lugares privilegiados.
Desde ya que requiere preparativos y, fundamentalmente, organizar el recorrido para aprovechar al máximo todas las alternativas que ofrece la región. Parques Nacionales dispone de tres categorías de campamentos: organizados, agrestes y libres. Los primeros -generalmente administrados por un concesionario- ofrecen todos los servicios esenciales (agua caliente, proveeduría, fogones y parrillas, mesas y bancos, electricidad y vigilancia). Los agrestes, por su parte, cuentan con letrinas, mesas, bancos y fogones con parrilla, a menudo concesionados.
Finalmente, se encuentran las áreas de camping libre, carentes de cualquier servicio y distribuidas en toda la zona protegida, en las que se deberá informar al guardaparque la intención de acampar (recibirá a cambio asesoramiento e información del lugar). En estos casos es fundamental ser consciente de las consecuencias de un fuego mal apagado, o del abandono de restos de basura, potencialmente perjudiciales para el ambiente natural.


Los residuos

Las áreas agrestes o libres carecen de servicios de recolección de basura, así que no abandone desperdicios (ni caja, ni bolsa) al costado de un árbol. Lo ideal es retirarlos del área protegida. Si no es posible, entiérrelos en un lugar adecuado (lo ideal sería separar vidrios, plásticos y latas, de lo orgánico, como restos de comida, cáscaras y desperdicios; enterrar sólo estos últimos. Los primeros, embolsarlos y retirarlos del lugar, o dejárselos al guardaparque para que los evacue del área).
Al retirarse del lugar, éste deberá quedar sin rastros de su paso. Será un buen recibimiento -tal como a usted le hubiera gustado tener- para los nuevos visitantes que lleguen al lugar. Solidaridad... le dicen.

Cuando nuestra civilización haya sucumbido, aplastada por la montaña de residuos que este estilo de vida genera, los arqueólogos de la civilización que la suceda, encontrarán restos cuya duración a continuación enumeramos:
Latas de conservas: 100 años
Latas de aluminio: 200 a 500 años
Plásticos: 450 años
Envases vidrio: Indeterminado
Materiales sintéticos: 500 años
Madera pintada: 13 años
Neumáticos: Indeterminado
Y recuerde que una pila alcalina.....contamina hasta 175.000 litros de agua.


Equipamiento básico

. carpa con sobretecho.
. colchoneta y bolsa de dormir.
. mantas y almohada (preferentemente).
. elementos de iluminación: farol para 12 voltios (si circula con vehículo) y linterna con pilas cargadas + lamparita de repuesto.
. bidón plástico.
. cuerda suficiente (para atar elementos, colgar ropa, etc.).
. pala y/o hacha pequeña.
. calentador portátil.
. platos, vasos y cubiertos.
. cuchillo de cocina.
. cortaplumas multiuso (o en su defecto sacacorchos, abrelatas, destapador).
. fuente, ensaladera, olla y sartén.
. recipientes herméticos.
. esponja y detergente (biodegradable).
. mate y bombilla (optativo, claro).
. alimentos: té, café, yerba, chocolate y leche en polvo; azúcar, sal, aceite y condimentos; arroz, fideos; sobres de sopa crema o instantánea; salsa de tomate; mayonesa; latas -paté, pescado-, galletitas, queso y jugos para preparar. Si cuenta con heladera portátil, no olvide manteca, frutas y verduras. Siempre cantidad mínima, proveyéndose de alimentos frescos a medida que los necesite (esto también vale para el pan).
. papel, lápiz, un buen libro, cámara fotográfica.
. cepillo de dientes, pasta dental, peine, espejo, papel higiénico, jabón, toallas, toallas femeninas/tampones, champú, máquina de afeitar, crema hidratante, protector solar, repelente de insectos.
. botiquín de primeros auxilios: analgésicos, pomada contra quemaduras, desinfectantes, gasas, vendas, tela adhesiva, curitas, antifebril, calmante hepático.
. preservativos (el SIDA también puede estar acampando).


Agua potable

Casi toda el agua que encuentre en la región es apta para el consumo humano. En ocasiones puede llegar a provocar algún trastorno digestivo (sólo por la falta de costumbre). Es prudente hervirla, si hay dudas.
Proveniente del deshielo, el agua no tiene minerales, y se sugiere obtenerla en ríos y arroyos y NO en la costa de los lagos. En el primer caso, el agua circula permanentemente, en cambio en la costa está más tiempo en reposo (nunca falta el que lava con detergentes o productos químicos su ropa o vajilla en ella, además de utilizarla para el aseo personal)


Primeros Auxilios

Aunque parezca mentira, la gravedad de muchas personas accidentadas aumenta como consecuencia de una improvisada atención médica en el lugar.
Las heridas cortantes, esguinces, torceduras, accidentes con anzuelos o descomposturas, son las situaciones más frecuentes a resolver. Recuerde que la mejor acción inicial es la higiene, lavando bien la herida con abundante agua y jabón.
También se puede inmovilizar el miembro dañado, pero en caso de suponer mayor gravedad, la recomendación es evitar mover al herido y recurrir en forma urgente al guardaparque del área, quién cuenta con equipo de primeros auxilios y radiocomunicación.
Mantenga la calma y tranquilice al afectado.
Si tuviera que dejar un herido al descampado mientras va en búsqueda de ayuda, no olvide dejarle abrigo para cuando caiga el sol.




© 1996-2014 GuíaVerde.net. Reservados todos los derechos. | Condiciones de uso y política de privacidad de GuiaVerde.net